Mudanza

19 Sep

mis Nokias

Las mudanzas son una prueba para nuestra nostalgia, una selección natural de lo que debe o no seguir en tu nueva casa. Son una oportunidad de purgar tu armario de esa ropa que en su momento te pareció molona y que se ha quedado más anticuada que el adjetivo que acabo de usar. Son un carrete sin acabar que descubres en esa cámara que tenías olvidada, que llevas a revelar para descubrir una versión más joven de tus amigos, con sonrisas de verano, ignorantes de que la vida les hará más sabios o padres de una preciosa niña. Son la prueba de fuego para esos cuadros que no colgaste y que crees que esta vez tendrán su oportunidad. Son libros que tienen garantizada su supervivencia, que crecen mudanza tras mudanza porque esa es su obligación, aunque en menor número, amenazados por el práctico kindle. Son cajas de pesados comics de superhéroes a la espera de que alguien disfrute de nuevo de esas viñetas, de mangas que tu mujer dice al verlos que son porno oculto entre bocadillos y explosiones, incapaz de convencerla de su error porque con esos dibujos casi ni te lo crees. Son tus viejos móviles Nokia que aún funcionan y guardan en su interior esos mensajes que un día lanzaste y vuelves hoy a leer, sabiendo que fue de ese aperitivo de sábado, de esa cita a ciegas, de esa fiesta que organizaste, de esa persona que un día fuiste tú.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: