Tag Archives: Ponzano

Restaurante Ponzano: el Gran Tapado

15 Jul

ponzano_r04

Hay que reconocer que la calle Ponzano está en un momento dulce en lo que a hostelería se refiere: bares de cañas de toda la vida comparten acera con recién llegados, pizzerías de nueva hornada se inauguran frente a asiáticos molones, locales vacíos se convierten en bares llenos ¿algún día seré capaz de recorrerlos todos y cada uno de ellos sin morir en el intento?. Seguir leyendo

Norma Jeane pasea por Chamberí

9 May

magnum-cine-4

La calle Ponzano bulle de gente a la hora del aperitivo, lo normal un domingo de sol y cañas. Las sonrisas empapadas en cerveza contrastan con la preciosa chica rubia que aprieta los puños para mantener el calor en el desierto de Nevada, que no está sola pero así se siente. Seguir leyendo

Sala de Despiece: Ponzano 2.0

8 Oct

la entrada Sala de DespieceLa calle Ponzano es una referencia para el aperitivo en Chamberí, donde existe desde hace años una sana rivalidad entre quién tira mejor las cañas ¿el Fide o el Doble? (siempre me ha recordado a Cheers VS El bar de Gary), sitios para tapear de toda la vida y locales que cambian de dueños cada cierto tiempo porque aquí la costumbre es la costumbre y “los nuevos” son escrutados con lupa. En semejante nivel de exigencia llegó hace unos meses Sala de Despiece para quedarse.

Lo primero que llama la atención es su fachada iluminada y su interior muy diferente al resto de locales de la zona: cajas de poliespan en las paredes y techo, una barra que está preparada para ser compartida entre lo que allí se puede pedir y los que vienen a consumirlo, un bar convertido en mercado o tal vez al revés. La carta a modo de albarán es su punto fuerte, muy variada, escrita a mano con lo que hay ese día, cómo se prepara, cantidad y precio para que nadie se lleve un disgusto y tenga muchas alegrías.

Lo que está claro es que no es para tomar una cañita y marchar, una vez dentro habrá que pedir, por ejemplo sus piparras (Navarra), Atún Plancha (Almadraba) o su solomillo tártaro (La Finca) que rematas con tus propias manitas y dejar para más adelante sus mollejas o navajas. Sus camareros son más que agradables y si te sientas al fondo puedes disfrutar de cómo van preparando las diferentes comandas.

En un barrio que presume de ser de toda la vida hay novedades que merecen la pena: Sala de Despiece es el bar donde irán los hijos de los que van al Fide o los que como nosotros, tenemos la suerte de movernos entre ambos mundos. Bienvenidos al barrio.

Fide: la Caña con Mayúsculas

12 Abr

– Muy buenas ¿qué va a ser chicos?

– Dos cañitas bien tiradas que traemos sed.

Así comienza la liturgia en Fide (Ponzano 8, Madriz) un sitio donde poner una caña es un ritual. Tras un pequeño reposo y con su corona de espuma perfecta llega el mejor trago, el primero del aperitivo, ese que se toma al volver de trabajar, el previo a una comida con amigos, el que refresca en la maravillosa primavera que nos brinda esta ciudad, ese que se disfruta con los ojos semicerrados y te deja un bigotito de espuma y una sensación de felicidad pasajera que te saca una sonrisa. Porque si algo merece la pena llevar a Fide, es sed, mucha sed para ser saciada con esa primera caña de Mahou fresquita (por supuesto, ¿alguien dudaba que la cerveza era Mahou?).

Barra de mármol blanca, tapita que acompaña (siempre), camareros de toda la vida, gente de barrio y adoptados. Este bar tiene un hermano más joven un par de manzanas más arriba de la calle pero este es el de siempre (eso si, pasado por un estupendo lifting hace un año que le ha dejado rejuvenecido del todo).

Si además de la sed te entra hambre, estás perdido porque tienen muchas cosas con precios un poco altos… pero que demonios, un día es un día y esto es un post: pide una ración de matrimonio (boquerones con anchoas), su canapé de bacalao ahumado, el de salmón o el recién descubierto de sardinas ahumadas (este es indescriptible, ¡slurp!). ¿Qué sigues con antojo y tienes 15 euros en la cartera más? el pulpo a feira o a la plancha será una buena inversión y si ya quieres tirar la casa por la ventana, un poco de marisco (muy bueno pero caro) o un pequeño homenaje en forma de ostras (las puedes pedir por unidad) y volverás a casa con menos dinero pero más feliz.

¿Con quién ir? con amigos, parejas bien avenidas, familia ¿por cuánto? si son cañas, dependerá de tu sed. Si es comida, no te vuelvas loco y pide lo que realmente te apetezca.

Ya sabes, si estás por la zona de Chamberi y te apetece “tomar una cañita”, entra y tómate dos, o tres…

A %d blogueros les gusta esto: