Archivo | junio, 2016

Me equivoqué.

24 Jun

brindo

“Nick, la vida es un camino lleno de espinas, y al que le toca la china, pues ya se sabe, a jorobarse, sanseacabó y a otra cosa mariposa”

Café Olé (Top Secret)

Sigue leyendo

Kitchen 154: zampar, tapear, beber y bailar*

17 Jun

Kitchen154Sus Korean BBQ ribs. Recuerdo perfectamente la primera vez que las probé, ese sabor, la impresionante salsa, su textura, todo ello en un ambiente de cocina callejera, una especie de StreetXO a pie de calle, con cocineros gamberros, musicón de los 80 instalado, en el Mercado de Vallehermoso. Acababa de descubrir Kitchen 154.

Sigue leyendo

Este es otro post más sobre niños

10 Jun

IMG_2264

Cierto, no hay día sin post sobre tener niños y sus consecuencias: los que ensalzan el valor de la maternidad, los de mujeres que ni de coña serán madres, los que te enumeran las razones para dar el pecho hasta los cinco años y los que defienden los bocatas de jamón a partir de los 4 meses, los lacrimógenos en forma de carta a quién ha venido o vendrá y los que se ríen de esto mismo, los que ponen la paternidad como la experiencia de su vida y lo que le dan su justa importancia…

Lo primero, mis disculpas por caer en lo mismo, pero es que lo tenía dentro y tenía que sacarlo

Durante estos meses de páginas en blanco fui anotando de forma totalmente anárquica mis primeras experiencias en esto de ser padre con la esperanza de que algún día escribiría sobre ellas. A pesar del tiempo, no he sido capaz de darles estructura como texto y he optado por hacer una lista, que siempre es más fácil de llevar y seguro que pasa mejor con estos calores.

  • “Cuando seas padre comerás huevos” decían, y se quedaban cortos. Hay días que por no hacerle un feo a mi hijo acabo comiendo las patatas rechupeteadas que me ofrece o el currusco de pan mordido que me mete en la boca a traición. Eso si, cuando en su plato hay cosas que me apetecen y el hambre empieza a llamar a mi puerta, agradezco horrores que me ofrezca media croqueta para apaciguar mis ansias.
  • Mis camisetas no han vuelto a ser las mismas, ahora en vez de cuello cerrado luzco escote cortesía de la curiosidad de mi hijo por ver de donde salen esos pelillos que asoman por el cuello…
  • … los mismos pelillos que se encarga de arrancar cuando el cuello de camiseta deformado se lo permite.
  • A la hora de hablar, los Minions a su lado son los reyes de la dicción: palabras ininteligibles que tratamos de adivinar a veces sin mucho éxito y que provocan el enfado del pequeño que te mira con cara de “¿en serio que no sabes lo que te estoy diciendo? si está clarísimo”.
  • Un cuerpo tan pequeño es capaz de coger un resfriado y una vez superado, transmitir esos mismos virus mutados y acabar conmigo y su madre durante días. Es parecido a lo que sucede cuando empieza a comer sólido y lo expulsa ¿qué sucede ahí dentro hijo?
  • La sílaba MA es fundamental: repetida dos veces sirve para llamar a mi mujer, repetida dos veces mirándome a mi sirve para despistar, dicha de forma independiente muchas veces es una re-petición de que vuelvas  a hacer eso que le ha hecho tanta gracia un número de veces que es lo mas cercano al infinito que he podido estar.
  • Hay momentos en los que llamaría al padre Karras porque la dulce criatura parece poseído por un ser del inframundo: gritos, pataleos, lloros… Eso sí, una vez pasada la crisis, borrón y cuenta nueva, aquí no ha pasado nada y punto. Y le miras con cara de asombro ¿dónde se ha metido ese ser demoniaco de hace dos minutos?
  • La sonrisa de un bebé es lo más bonito del mundo, imagina por un momento que además es el tuyo.

Para cerrar y que sirva de conclusión, si alguien me plantease ¿darías la vida por él? mi respuesta sería tan sencilla como quitar los signos de interrogación de esta pregunta.

Volver, volver, volver

3 Jun

“Nos dejamos hace tiempo pero me llegó el momento de perder. Tú tenías mucha razón, le hago caso al corazón y me muero por volver.”

Vicente Fernández

Han pasado meses desde aquel último post y no sé si esperabas volver a saber de mi pero aquí estoy. Escribir estas líneas me está costando horrores y eso que llevaba días dando vueltas a lo que quería contar, me temo que meses de abandono no se pueden solucionar en una mañana, así que tendré que ir poquito a poco para no provocarme una lesión o tu odio eterno por hacerte perder el tiempo esta estupenda mañana soleada de junio en Madriz. Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: