Archivo | enero, 2013

La Gabinoteca: comer, vivir, divertirse, disfrutar, ir, repetir…

29 Ene

ya lo dicen: comer y vivirComer: gorgonzola con pan de especias.

Vivir: queso fuerte que acompaña a un pan dulce, destapar el tarro.

Comer: dim sum de arroz a la cubana.

Vivir: cuando el viernes volvías del cole y tenías arroz con tomate y huevo frito (poco hecho en mi caso) y lo revolvías todo. Un mordisco a la nostalgia.

Comer: El potito de huevo, patata y trufa.

Vivir: ese ¡pop! de algo envasado al vacío, el aroma de la trufa, la primera cucharada en la que no mezclas, la segunda en la que sí, la cara de disfrutar mucho.

Comer: ravioli meloso con foie a la plancha.

Vivir: un sabor potente y rico que se deshace al tocarlo.

Comer: papada ibérica y humo.

Vivir: una caja de latón que recuerda a la que usábamos para guardar nuestros secretos, que esconde humo y una carne deliciosa.

Comer: hamburguesa de tartar de carne roja con pan de queso.

Vivir: una increíble vuelta a un concepto que parecía agotado y que aquí está más que bueno.

Comer: Nino Redruello al frente de la cocina.

Vivir: un apasionado de lo que hace, que te transmite el orgullo de pertenecer a una (gran) familia del mundo de la hostelería con La Ancha y Las Tortillas de Gabino a sus espaldas (junto a los suyos), que le gusta sorprender y divertir al que viene y que en algún lugar de su cabeza esconde su siguiente proyecto al que dará vida y en el que dará de comer sorprendiendo.

Comer: en La Gabinoteca (Fernández de la Hoz 53, Madriz).

Vivir: una experiencia divertida y diferente, a precios más que buenos, donde cada plato tiene su gracia desde el nombre a cómo te lo comes, la carta de vinos es un juego, un sitio en el que se toman muy en serio eso de divertirse, vivir y comer.

Anuncios

StreetXo: cambio de ritmo

22 Ene

StreetXO-logo“Aunque parezca un flyer… es nuestra carta. No te la lleves porfa”*

(pausado) Entras en el Corte Inglés de Callao, a través de las diferentes marcas de perfumes te diriges hacia los ascensores que se encuentran al fondo, la gente espera. Marcas la planta 9, te das cuenta que no eres el único y esperas a que se abran las puertas. ¡Ding! ya estás allí, a la izquierda los grandes reservas se mezclan con aceites aroma a trufa, dulces, ginebras… y al fondo ves lo que se te antoja como unas estupendas vistas del cielo de Madriz, hacía allí que vas, dejas a un lado una cafetería, Hamburguesa Nostra y de repente, justo al lado, llegas al sitio al que ibas desde un principio: StreetXo.

(¡¡¡¡ACELERADO!!!!) Musicón alto, luces blancas, una cocina en mitad de la barra y cinco… perdón, seis cocin… ¿de dónde demonios ha salido el tipo que lleva una antorcha y baila entre ellos? ¿son siete entonces?. Uno de ellos se acerca, te deja una fotocopia a modo de carta y te pregunta qué quieres para beber, lo haces y acto seguido te sirve. ¿Vais a comer aquí o vais a mesa? Creemos que el espectáculo ahora está en los fogones, así que nos acodamos en la barra. Pasa un rato, tienes claro lo que quieres y vas a pedir y… ¡llamas de dos metros en el wok del fondo! todos tranquilos porque el tipo que lo controla se lo está pasando de maravilla. Se te acerca otro cocinero, toma nota y deja el pedido sobre la mesa. Cada 30 segundos uno de ellos se acerca, consulta lo que has encargado y pregunta como va. Parece que ya llega lo primero, papel de parafina sobre el que terminan el plato mientras te cuentan qué lleva, al minuto llega el siguiente y al poco después el último que pedimos. Los cubiertos y palillos en un cubo al lado y sírvase usted mismo. El espeto de pollo pekinés, tuétano con cocotxa y ñoquis de arroz es lo que te estás comiendo y está estupendo, mientras, que el ritmo no pare. Llega más gente y agradeces haber estado allí una hora antes. Y siguen saliendo platos, y más llamaradas, y la música sigue marcando un ritmo brutal. Pides la cuenta y dos salimos por 37 euros y mientras pagas, te das cuenta que hay tipos locos como David Muñoz capaces de crear (y meter) algo así dentro del gourmet de el Corte Inglés y llenar hasta la bandera. Ole.

(pausado) Según sales de StreetXo, el musicón desaparece y vuelve el murmullo tranquilo de unos grandes almacenes. Te acercas a los ventanales que dan a la Gran Vía y te vuelves a enamorar, un poquito más si cabe, de una ciudad como Madriz, la ciudad donde se mezcla lo pausado y lo acelerado sin que uno se de cuenta que es lo que le pide el cuerpo corazón en ese momento.

*Frase al final de la carta de StreetXo y que lo resume todo.

Venta Moncalvillo: una estrella oculta en La Rioja

16 Ene

brindemos por la estrellaLa Rioja su universo.

Logroño su constelación.

Daroca de Rioja su planeta.

Norte 42º 22′ 20″ / Oeste -2º 34′ 50″ su ubicación.

A escasos 12 minutos de Logroño se encuentra Daroca de Rioja un pueblo con apenas 50 habitantes con el curioso honor de ser la localidad más pequeña del mundo con una estrella Michelín:  la Venta Moncalvillo (creo que por sólo eso merece la pena la visita).

Al borde de la carretera que une los pueblos de la zona se encuentra la Venta de la familia Echapresto, dos hermanos que se reparten las responsabilidades entre el buen comer (Ignacio) y el buen beber (Carlos).

Una vez bien sentados, elegimos el menú degustación con un precio increíble (55 euros) y un servicio de esos que te hacen sentir entre bien y estupendamente: platos de temporada donde priman los productos de la tierra bien acompañados de vinos ricos y ahora toca descubrir de qué material está hecha la materia oculta de esta estrella.

Empieza con macarons de morcilla y entrantes en forma de espuma de boletus, de galleta de perdiz escabechada y de flor de manzana con foie, así da gusto comenzar. Después tartar de tomate y sardina ahumada con queso de Anguiano que se disuelve al entrar en contacto con la cuchara, todo un espectáculo.

Seguimos: vieiras con hongos y tallarines de calabaza, alubia blanca con callos de bacalao que atemperan el espíritu y unos pimientos de cristal asados con yema de huevo que de parecer simples son increíbles. Llegan las cocochas de merluza al sarmiento asadas a la parrilla, que son diferentes en textura… que son impresionantes.

Después hace acto de presencia (redoble) el carpaccio de manitas de lechón con foie, ésto merece una pausa: puede que éste sea uno de los platos más espectaculares que he comido en mucho tiempo, al final de la comida nos dijeron “o gusta mucho o poco, es muy arriesgado” yo desde el preciso momento que lo probé, me declaré fan absoluto, la piel de gallina y mi chica fueron testigos de ese momento.

Y llega el final en forma de pichón asado sobre su jugo (potente y delicioso), tallarines de mango para refrescar y prepararse para el postre de chocolate blanco y negro con praliné de avellana, un remate estupendo.

Un vino dulce  y ya hemos concluido este viaje: una cosa queda clara, con esta materia está claro que esta Venta es una estrella y nosotros volveremos pronto para seguir explorando.

Va de vinos (2)

9 Ene

Nos despedimos de las navidades otro año más y el tipo del Almendro vuelve a su casa post-Navidad (leerlo con la musiquilla en la cabeza) con algún regalo para cambiar en rebajas, un par de kilos más, unos cuantos euros menos en el bolsillo pero con cosas buenas para compartir.

Llega el temido enero, con su fresquibirí y nos apetece organizar cenitas con los amigos por eso de desengrasar, así que aquí os dejo tres posibles vinos que tener o llevar para quedar estupendamente.

The flor and the Bee, Nekeas Chardonnay y El Chaparral

Dos blancos y un tinto, uno gallego y dos navarros. The flower and the Bee (blanco/Treixadura) es un Ribeiro, ese hermano pequeño de los vinos gallegos, que sorprende y es perfecto para ir haciendo hambre en las horas previas a la comida y tiene un diseño que dará para un rato bueno de conversación. Después nos movemos hacia el este y llegamos a Navarra, lugar de origen del Nekeas Chardonnay (blanco/chardonnay) y de El Chaparral (tinto/garnacha) ambos de Bodegas Nekeas y ambos vinos perfectos para empezar la velada y continuarla (el final queda en vuestras manos). Los precios de los blancos rondan los 6-8 euros y el tinto los 10 euros. Como veis, seguimos estando en un precios más que estupendos, ahora, que se curren la cena para que maride bien (con un par).

;


El Tarro de Ideas estrena web: la red hoy es un poquito más bonita

2 Ene

la web del tarro

La verdad que mola empezar el año presumiendo de formar parte de un proyectazo tan chulo como el de Gema y El Tarro de Ideas aunque sea en forma de colaboración junto a ella en el diseño de su pedazo de página web. Ayudar a esta emprende(d)ona (mi amiga) llena de energía, ganas y sonrisas a dar forma a parte de su sueño ha sido un placer y a la vez he aprendido un montón. Desarrollada por Sioseo y con esos impresionantes montajes fotográficos con los que te da la bienvenida hechos por Jmklhandmade tengo que reconocer que la página es una maravilla.

Ahora ya está colgada en la red y podéis dar un laaaaaargo paseo por todo lo que os ofrece, que es entre bonito y rebonito. Os convertiréis en tarreros si no lo sois y si lo sois, ya sabéis de lo que os estoy hablando.

Gracias Gema por hacer un poquito más bonito navegar por la red (empieza el paseo pinchando aquí)

Los números de 2012

1 Ene

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

600 personas llegaron a la cima del monte Everest in 2012. Este blog tiene 11.000 visitas en 2012. Si cada persona que ha llegado a la cima del monte Everest visitara este blog, se habría tardado 18 años en obtener esas visitas.

Haz click para ver el reporte completo.

A %d blogueros les gusta esto: