¿Y ahora qué?

30 Ene

blaNos enseñaron que podíamos comernos el mundo, lo grabamos en nuestro cerebro y nos lo tatuamos en el alma.

Aprendimos rápido que si querías hacerte hueco en el mercado había que poner de nuestra parte: vendimos tiempo presente a cambio de futuro.

Luchamos juntos frente a un enemigo común y aún recuerdas a aquellos que cayeron en la trinchera mientras te miraban a los ojos sin entender qué cojones hacíamos allí.

Viajamos, comimos y dormimos en sitios donde nuestros padres jamás hubiesen imaginado y acabamos añorando la comida de la familia de los domingos.

Llenaron nuestras cabezas de FYI, ASAP, BTB y ahora nos emocionamos cuando una niña desconocida le dice a su padre “¿bailamos?“.

Muchas veces incomprendidos por nuestros mayores incapaces de entender tantas horas dejadas por el camino, salud desgastada por el esfuerzo y golpes recibidos.

Somos el resultado de horas y horas de trabajo, de esfuerzo muchas veces no compensado, de horarios intransigentes y fines de semana que penden de un hilo, pero lo hemos logrado, seguimos aquí le pese a quién le pese y ahora vamos a respirar hondo y decidir hacia donde dirigimos nuestros pasos, porque nos lo hemos ganado, ya no somos una promesa, somos la realidad, los niños a los que un día enseñaron que teníamos el mundo a nuestra disposición y vamos a demostrar que no se equivocaron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: