Atlántico Casa de Petiscos: comer muy bien a la orilla del Retiro

28 Oct

img_2993-copia

Madriz. Domingo por la mañana. Otoño. Sol. ¿Apetece un paseo por el Parque del Retiro? No hace falta que respondas, miles de personas ya han contestado por ti, incluida una que se disfraza de ¿Mickey Mouse?. Seguir leyendo

Es por(no) pensar

28 Sep

Pornografía

1. f. Presentación abierta y cruda del sexo que busca producir excitación.

Seguir leyendo

Dos años después

12 Sep

pablo

Han pasado dos años ya, se dice pronto (yo he tardado menos de un segundo y medio en decir esa frase en voz alta). Dos años de ese bendito viernes  en el que, como buen hijo de autónomo, decidiste tocar la puerta una vez finiquitada la jornada laboral. Seguir leyendo

Teclado cerrado por vacaciones

30 Jul

la foto

vacación

Del lat. vacatio, -ōnis.

1. f. Descanso temporal de una actividad habitual, principalmente del trabajo remunerado o de los estudios. U. m. en pl.

Nos leemos a la vuelta.

Carta de (una) despedida

22 Jul

escribir.pngHola ¿qué tal vas? imagino que bien, siempre has sido mucho de quejarte pero al final las cosas te acaban saliendo.

Seguir leyendo

La Castañal: el marisco es el rey

15 Jul
El Cabañalmariscada

1. f. Comida constituida principalmente por marisco abundante y variado.

Hace años que dejé de lado “las mariscadas”como opción a la hora de comer bien: tal vez el nombre lo relacionaba con lo caro, lo viejuno, aquellos lejanos veranos en Portugal y Galicia, el exceso porque sí o el “y yo más”. También he de decir que productos puntuales si que han ido cayendo a lo largo de los meses (con R o sin ella).

Un pelín alejado del puerto de O Grove, en pleno barrio de Tetuán, se encuentra La Castañal (Berruguete 78, Madriz), un restaurante donde el marisco manda y nadie le chista. Un local que no sería la envidia de los instagramers foodies (si ese concepto existe) o los amantes de los pinterestaurantes pero que guarda entre sus paredes un producto de increíble calidad, cocinado por manos expertas y servido por camareros de los de toda la vida, correctos y cautos que no se sueltan hasta que acabas hablando de fútbol a la hora del cierre.

Frente a nuestros ojos desfilaron unas quisquillas salidas del mar o de un box de CrossFit de carne prieta y tamaño considerable, unos percebes de “mírame y no me toques y me comes”, unas zamburiñas a la plancha de textura y gusto increíbles, un buey de mar de kilo ochocientos que salta directamente a la primera posición de “cosas más ricas he comido nunca” y unos carabineros que con solo recordarlos se me pone la piel de gallina por su sabor y esas cabeza que concentraba todo el Atlántico y el Cantábrico junto y revuelto. Para rematar una carne por eso de mar y montaña que como cierre resultó estupenda.

Y después de semejante homenaje, me volví a  reconciliar con esta comida construida principalmente por marisco, porque en La Castañal, además de abundante y variado, es un auténtico espectáculo.

Aquella canción protesta

8 Jul

IMG_2539Puede que no recuerde aquella excursión como si hubiese sido ayer porque han pasado años (muchos) desde entonces y la memoria, además de un USB, es traicionera. Seguir leyendo

A %d blogueros les gusta esto: